Vacuna contra el VIH enfrenta obstáculos por efectos secundarios en la piel

Fecha:

Compartir:

Una de las estrategias más prometedoras para revitalizar la búsqueda estancada de una vacuna contra el VIH ha tropezado con un obstáculo que podría parecer menor pero tiene consecuencias importantes: retrasar los ensayos más grandes necesarios para demostrar si el concepto funciona. En pruebas de seguridad e inmunidad de la innovadora estrategia de vacunación, que se basa en una serie de inyecciones de ARN mensajero (ARNm), un porcentaje inusualmente alto de receptores desarrollaron erupciones, ronchas u otras irritaciones cutáneas.

«Estamos tomando esto muy en serio», dice Carl Dieffenbach, quien encabeza la División de SIDA del Instituto Nacional de Alergias e Enfermedades Infecciosas, que financió un reciente ensayo de fase 1 de la vacuna. Los investigadores quieren entender la causa de los problemas cutáneos y cómo minimizarlos antes de expandir las pruebas de las vacunas, que son fabricadas por Moderna. «Estaríamos avanzando más rápido si este hallazgo no se hubiera observado», dice Mark Feinberg, quien encabeza IAVI, una organización sin fines de lucro que es el principal patrocinador de la vacuna.

La estrategia de vacunación compleja implica inyecciones de diferentes ARNm, que codifican varias piezas de la proteína de la superficie del VIH o la molécula entera, durante varios meses. El objetivo es guiar gradualmente a los linfocitos B del sistema inmunológico para que produzcan los llamados anticuerpos de amplio espectro, capaces de detener muchas variantes diferentes del virus del SIDA. Las personas que viven con VIH en raras ocasiones eventualmente producen estos anticuerpos, pero ninguna vacuna lo ha logrado, lo que se ha convertido en el «santo grial» para el campo, según Linda-Gail Bekker, investigadora de vacunas contra el SIDA en Sudáfrica.

Estas vacunas contra el VIH administran una dosis relativamente alta de ARNm, lo que los científicos de Moderna y otros piensan que podría explicar los problemas cutáneos. La vacuna original de COVID-19 de la compañía utilizaba la misma dosis y también se ha relacionado con problemas cutáneos, aunque con frecuencias mucho más bajas. Potencialmente más preocupante, sin embargo, sería si el problema está relacionado con un efecto acumulativo de múltiples inyecciones de ARNm o el trasfondo genético de los receptores, o si la secuencia de VIH en sí misma fuera responsable de las ronchas y erupciones.

La mayoría de estos problemas cutáneos se resolvieron rápidamente y no fueron lo suficientemente graves como para detener ningún ensayo, pero los investigadores no quieren minimizarlos. «En un momento en que la vacilación hacia las vacunas es alta, es de vital importancia no descartar la urticaria como un efecto secundario sin importancia», dice Kimberly Blumenthal, alergóloga en el Hospital General de Massachusetts. Feinberg está de acuerdo en que el problema de los efectos secundarios necesita ser estudiado, pero también está preocupado de que las personas que se oponen a las vacunas puedan distorsionar el alcance del problema.

Si el problema en los ensayos de VIH no hubiera surgido, los investigadores se habrían acercado más a realizar, o incluso lanzado, un estudio que involucrara a algunas cientos de personas y tuviera un control de placebo. Si los resultados fueran positivos, un ensayo de eficacia de fase 3 determinaría si era seguro, funcionaba y debería salir al mercado.

Múltiples grupos de investigación están siguiendo estrategias similares para crear anticuerpos de amplio espectro. El esfuerzo de Moderna surgió de un proyecto liderado por el biofísico William Schief, quien lo desarrolló en el Scripps Research y luego llevó la estrategia a la compañía. «Lo llamamos preparación, guía y pulido», explica Dennis Burton, inmunólogo en Scripps que trabaja con Schief. NIAID ahora planea repetir los ensayos de fase 1 de algunas de estas vacunas contra el VIH de Moderna/IAVI con una dosis más baja.

A pesar de los obstáculos, Bekker sigue siendo optimista. Después de décadas de intentos fallidos de desarrollar una vacuna contra el VIH, el objetivo sigue siendo apremiante, dice. «El año pasado, el mundo tuvo 1.3 millones de infecciones de VIH. Creo que sigue siendo una necesidad urgente encontrar una buena solución».

Otras noticias

Últimas Noticias

BeiGene anuncia expansión en Argentina

BeiGene, la firma global len oncología dedicada al desarrollo de tratamientos avanzados para pacientes con cáncer, oficializó su...

Bayer y PAPACKS colaboran para desarrollar envases alternativos en el área de salud

Bayer lanzó una colaboración estratégica con PAPACKS para desarrollar envases a base de fibra como una alternativa a...

MSD Salud Animal comercializará la vacuna INNOVAX®-ND-H5 en Europa

MSD Salud Animal anunció que la Comisión Europea ha autorizado la comercialización de su vacuna INNOVAX®-ND-H5 para uso...

Mexicanos desarrollan DiaPatch para aliviar úlceras causadas por diabetes

Con la misión de mejorar la calidad de vida de los adultos mayores que sufren de diabetes, un...